Tziano: el pintor que creó un nuevo tipo de retrato

Tziano: el pintor que creó un nuevo tipo de retrato

La habilidad de Tziano es incuestionable. Pintor soberbio, el gusto por su obra es atemporal. Su arte es increíblemente fresco y generativo. Incluso al parodiarlo, como ocurrió con la “Olympia” de Manet  (parodia de la “Venus de Urbino” del autor que nos ocupa),  el resto de los artistas aprendieron de él, estudiándolo e inspirándose en su maestría.

No en vano, los tres pintores más influyentes del posrenacimiento, Velázquez, Rembrandt y Rubens, lo admiraron  y tomaron buena nota de la técnica de un genio que nos hace crearnos una idea de lo que es la pintura y de qué puede ser capaz.

Por lo que, Tiziano pertenece a la época del Renacimiento, de la que puedes saber todo en esta página. A esta época también pertenecen los conocidos pintores Boticcelli, del que puedes tener más información, Leonardo Da Vinci, del que puedes saber todo en este post, y El Bosco, del que puedes continuar leyendo.

El Greco, conócelo aquí, es uno de los pintores de mayor influencia en la pintura de este tiempo. También surgió en el Renacimiento, época de este autor. y en la que también se conoció a Hans Holbein, del que puedes saber más, y a Jan Van Eyck, pintor que puedes conocer en https://pintoresclasicos.online/jan-van-eyck/.

Vida de un extraordinario maestro del desnudo femenino

Tziano Vecelli nació en Pieve de Cadore (Italia), en alguna fecha comprendida entre los años  1475 y 1490. Aunque durante los últimos años de su vida él insistió en que había nacido en 1475, haciendo creer que era un venerable anciano digno de compasión y respeto, la moderna crítica ha establecido casi con seguridad total que nació en 1490, muriendo a la nada desdeñable edad de 86 años, el 27 de agosto de  1576.

Fue hijo de Gregorio Vecelli y de su esposa Lucía. Su padre tenía el puesto de superintendente del catillo de Pieve de Cadore. Su primera formación la recibió en el taller de Giovanni Bellini, del que salió a los dieciocho años con el objetivo de integrarse en la escuela de Giorgione.

Nada como conocer quién fue Tziano o qué hizo para entender el conjunto de una carrera que estuvo caracterizada por la profunda huella que le dejó la concepción poética de la pintura, como se evidencia en sus obras de juventud y en particular en la misteriosa alegoría “Amor sagrado y amor profano”, lienzo que supuso su consagración como maestro del desnudo femenino, además de ser un excelente virtuoso de la plasmación del paisaje.

La muerte le alcanzó con fama de artista inimitable. La enorme influencia ejercida sobre sus coetáneos y sucesores contrasta poderosamente con su carácter avaricioso, que siempre aludía a su supuesta pobreza pese a haber amasado una considerable fortuna y que sabía valerse a veces del engaño para la obtención de ventajas.

Tiziano 1

Trayectoria del que fue  pintor oficial de la República de Venecia

Existen muchos casos en la historia en los que la valía de los artistas es reconocida de forma póstuma. No es el caso de Tziano, sino más bien todo lo contrario, pues sus propios colegas lo calificaron como un gran maestro. Sin duda, lo suyo es la polivalencia y la  pericia para los diversos géneros y temáticas; paisaje, retrato, retablo, escenas bíblicas, mitología, alegoría, naturalismo y  pintura histórica.

Muchos de los pilares en los que se sustentaba su estilo se edificaron desde las ideas de otro de los avezados artistas de la época  como el mencionado  Giovanni Bellini, cuyo testigo tomó Tziano a su muerte, evolucionando y modernizando los conceptos de aquel.

Anteriormente había colaborado con Giorgione en la ejecución de los frescos de la fachada del Fondaco del Tedeschi, realizando también en Padua “Los milagros de San Antonio” obra que lo convirtió en el más importante artista de Venecia, siendo en consecuencia nombrado pintor oficial de la República.

Famosa es su pincelada decidida, expresiva y enérgica. Igualmente, el pintor renacentista sobresalió por su manejo impecable de las composiciones asimétricas y sin jerarquía. Los colores fuertes y contrastados, así como las figuras poderosas son también característicos en él.

La muerte de su esposa supuso el cambio de lo dinámico a lo pausado

Sin embargo, tales esquemas dinámicos estaban destinados a evolucionar hacia composiciones más pausadas y colores más claros, que se complementan en vez de contrastar.

La razón de tan importante cambio fue la pérdida de su esposa hacia el año 1530, hecho que le produjo un impacto emocional fácilmente constatable en su obra. Para ese momento, su fama se había extendido por toda Europa, hasta el punto de que entre sus numerosos encargos se encuentran los recibidos por parte de Carlos I de España y Francisco I de Francia, monarcas a los que retrató de modo sublime.

El viaje que Tziano realizó a Roma en 1545-1546 supuso el punto de partida para efectuar un nuevo tratamiento del color en el que predominaban las atrevidas y largas pinceladas, con manchas y toques que deshacen las formas, dando a  las pinturas un toque ligero y agradable.

Tiziano 2

Obras del artista cuya brillante pintura rivalizaba con el mismo Sol

Entre las 12 principales obras del que está considerado como uno de los mejores pintores de la historia del arte se encuentran:

  1. El caballero del guante. Uno de sus impresionantes retratos cuyo protagonista es un joven aristócrata que no se ha podido identificar, representado con gran sencillez.
  2. Retrato ecuestre de Carlos V. Diseñado para la conmemoración de la victoria de Carlos V sobre los ejércitos protestantes en la Batalla de Muhlberg en 1547.
  3. Autorretrato. Refleja su interés por propagar su imagen con el fin de asentar su posición en un contexto dominado por la fuerte rivalidad con Miguel Ángel. Lee todo sobre su rival en esta web.
  4. Amor sacro y amor profano. Una alegoría cuya interpretación ha sido muy discutida, con dos mujeres que podrían ser Venus gemelas, una simbolizando las fuerzas de la naturaleza y la otra el amor eterno y divino.
  5. Pala Pesaro. Una conversión sagrada con el donante Pesaro, que muestra al patrón en una pose devocional hacia la Virgen, siendo presentado por San Pedro.
  6. Pablo III y sus nietos Alejandro y Octavio Farnesio. Cuenta la espinosa relación entre el ya débil pontífice y sus nietos, como icono de la complejidad de las relaciones familiares.
  7. Venus de Urbino. Plasma a la diosa Venus en una pose erótica y sin complejos que mira directamente al espectador.
  8. Dánae recibiendo la lluvia de oro. Recoge el momento de la impregnación de la princesa de la mitología griega por parte de Zeus, convertido en lluvia de oro.
  9. Diana y Acteón. Plasma el momento en que la diosa Diana es sorprendida en su baño por el popular héroe tebano Acteón. Es una de las siete renombradas “poesías” de Tziano.
  10. El rapto de Europa. Encarna a Júpiter, disfrazado de toro, que arrebata a la Princesa Europa, llevándola a Creta sobre mares oscuros. Es otra de las siete afamadas “poesías” de Tziano.
  11. Baco y Ariadna. Reproduce a Ariadne, abandonada por su amante en una isla, que es descubierta a la orilla por el dios Baco.
  12. La Asunción de la Virgen. Conmemora el nacimiento en el cielo de María antes de que se produzca la decadencia de su cuerpo. Es elevada por un enjambre de querubines.

Vídeo sobre el pintor del Renacimiento Tiziano:

Fuentes y referencias: