Conoce la figura y obra pictórica de Rembrandt

Conoce la figura y obra pictórica de Rembrandt

Los partidarios de no considerar la pintura al margen de los avatares de la vida tienen en Rembrandt el ejemplo perfecto, pues en el conocido como “maestro de Leiden” el interés suscitado por su obra rivaliza con el de su propia biografía.

Su producción pictórica se entrevera con una existencia tormentosa en un conjunto caótico digno de asombro. Él mismo fue la causa de alguno de sus infortunios, como las penalidades económicas por las que atravesó como consecuencia de negarse a retratar a los vanidosos burgueses de la opulenta Ámsterdam del siglo XII.

Primeros pasos del artista más importante de Holanda

A buen seguro la figura de Rembrandt te resulta familiar. Sin embargo, quizás no puedas precisar quién fue lo que hizo para ser un artista tan aclamado. Nuestra intención es hacer un breve recorrido por su vida y periplo profesional al objeto de que conozcas algunos de sus datos primordiales.

Rembrandt Harmenszoon van Rijn nació en Leiden en el año 1606 en el seno de una acomodada familia de molineros. La esmerada educación que recibió le llevó a ingresar en la Universidad de Leiden, no permaneciendo en ella más de un curso, pues para ese momento su vocación pictórica afloraba ya con fuerza.

De sus dos maestros, uno de Leiden y el otro de Amsterdam, fue el segundo el que más influyó en el artista que nos ocupa, transmitiéndole las tendencias italianizantes en boga. No en vano, sus primeras creaciones, entre las que sobresale la Lapidación de San Esteban, hacen gala de una manifiesta influencia del estilo que caracterizaba a  Pieter Lastman.

La apertura de su taller de Leiden, en 1625, coincidió con la fecha en la que el holandés se manifestaba ya formado, no tardando en contar con una amplia clientela. En ese momento su trayectoria se encontraba irremediablemente unida a la de Jan Lievens, quien posteriormente habría de seguir un camino muy distinto.

Rembrandt 1

Evolución de la obra y drama personal del gran maestro de la Edad de Oro Holandesa

En aquellos primeros años, su arte evolucionó desde los colores brillantes y los gestos grandilocuentes del principio hacia una afirmación creciente del claroscuro. Uno de sus grandes logros fue el empleo tan sabio que hizo el artista de esta nota tan típica del barroco. Conoce todo sobre esta época aquí y algunos de sus pintores son Caravaggio, del que puedes saber todo en https://pintoresclasicos.online/caravaggio/, Vermeer, del que puedes leer en esta web, y Artemisia, la mujer más destacada en pintura de la época y la que puedes conocer en este artículo.

La muerte de su padre dio lugar a una época protagonizada por su traslado a Amsterdam, ciudad en la que se asocia con el marchante Hendrick van Uylenburgh, casándose con su hija Saskia.

Comenzó para él un período de prosperidad económica en la que el claroscuro pasó a ser el más poderoso de los medios de expresión del pintor, como evidencian las obras “La presentación de Jesús en el templo” o “Sansón traicionado por Dalila”.

Tan afortunada época se vería truncada de golpe con la muerte de su esposa en 1642, su querida mujer a la que se dice agasajaba constantemente con bellas flores y que murió tras nacer su tercer hijo Tito, tras haber fallecido con anterioridad dos pequeños bebés del matrimonio.

A tamaña desgracia, le sucederían una serie de reveses económicos que le llevarían a la subasta de todas sus pertenencias (bienes inmuebles, colecciones de arte, etc.) en 1656.

Se consoló en brazos de Hendrickje Stoffels, quien entró a su servicio para hacerse cargo del cuidado de su hijo Tito, convirtiéndose en su pareja sentimental y con la que no llegó a casarse para no tener que renunciar a la herencia de su difunta y amada esposa Saskia.

Antes de ver acabar sus días en Amsterdam en 1669, Rembrandt habría de soportar la muerte de su bella segunda mujer y a su hijo Titus, cuya vida acabó repentinamente un año antes que la del propio pintor, poniendo el colofón a tan impresionante cantidad de desgracias familiares.

Sus dos etapas, adversa y próspera, se reflejan en sus obras y, en particular en los autorretratos, género cultivado por el artista a lo largo de toda su carrera. De ellos llaman la atención la brillantez y una cierta superficialidad de los primeros frente al carácter sombrío y sereno que hace gala de una superior profundidad de los últimos. Otros géneros en los que destacó fueron el religioso y el retrato de grupo, derrochando talento.

Rembrandt 2

Obras más reconocidas de uno de los mayores maestros barrocos de la pintura y el grabado

Entre los diez cuadros más notorios de Rembrandt, el maestro de Leiden, podemos citar:

  1. La lección de anatomía del Doctor Nicolaes Tulp. El primer retrato de grupo pintando por el artista, en el que se muestra una lección de anatomía impartida por el doctor Nicolaes Tulp a un grupo de cirujanos en torno al cadáver de un criminal ahorcado ese día.
  2. El retorno del hijo pródigo. Un pasaje bíblico inspirado en la parábola del hijo pródigo en la que se acentúa la figura paternal y maternal a la vez de Dios, recibiendo con misericordia al hijo.
  3. La ronda de noche. Un lienzo gigantesco por estar destinado a decorar el “Gran Salón” del Kloveniersdoelen, la sede de la milicia. En él se exhibe la tropa del capitán Frans Banninck Cocq justo al dar la orden de marchar al alférez Willem van Ruytenburch.
  4. Dánae. Una escena mitológico en la que se representa a la joven Dánae iluminada por una dorada luz (en señal de divinidad) en compañía de un amorcillo en el cabecero de su cama, símbolo de castidad.
  5. Los síndicos de los pañeros. Encarna a cinco miembros de una comisión la guilda o cofradía de los pañeros de Ámsterdam. Al fondo aparece un sexto protagonista, encargado del mantenimiento del edificio en el que la cofradía se encontraba.
  6. La tormenta en el mar de Galilea. Reproduce uno de los primeros milagros de Jesús, en concreto aquel en que logró calmar las aguas en una tormenta en el Lago Galilea.
  7. Filósofo meditando. Se advierte la figura de un hombre que está situado cerca de la ventana mientras medita. A su lado, una escalera de caracol cuyo final no se divisa, como icono de la apreciación del pensamiento.
  8. La novia judía. Puede que sus personajes sean Isaac y Rebeca, respondiendo a su descripción en el Génesis 26:8 de la Biblia. Su oscuro fondo, es muy frecuente en el tenebrismo.
  9. Betsabé con la carta de David. Representa la escena bíblica en la que Betsabé recibe la carta por la que el rey David le invita a su palacio. La angustia de la mujer por la decisión que ha de tomar es evidente. Las tumoraciones en su axila son una huella del cáncer de mama.
  10. Aristóteles contemplando el busto de Homero. Reproduce al filósofo mirando de manera pensativa hacia el busto de Homero. El encuentro está presidido por una luz que parece brotar de la oscuridad.

Otras aportaciones culturales del pintor famoso por sus retratos de grupo

Rembrandt alcanzó también renombre como dibujante y grabador general, dejando cerca de 1.500 dibujos y en torno a 400 grabados. Sus dibujos y aguafuertes son obras plenamente barrocas, en las que domina la acción, el dramatismo y un realismo que deriva de la observación del mundo circundante afín al arte de Flandes y de los Países Bajos.

Todas estas obras se asemejan a las pinturas del más popular artista holandés, si bien se diferencian de ellas en que en los dibujos y grabados la línea predomina sobre el claroscuro.

Otros pintores del mismo tiempo y también conocidos son la pintora Artemisia Gentileschi, de la que puedes saber más, el conocido pintor Velázquez, Bernini, del que puedes saber todo en esta página, y Rubens, del que puedes leer más.

Vídeo acerca del pintor Rembrandt

Fuentes y referencias: