Quienes somos

Hola. Mi nombre es Juan Francisco Montalvo y en estas líneas quiero contarte un poco quien soy para que conozcas un poco más a la persona que hay detrás de este blog. Me encanta el arte y por eso estudié Historia del Arte en la Universidad de Valencia. Tras graduarme estuve trabajando en varios museos como guía. Ahora mismo estoy en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona.

Y os preguntaréis por qué me he decidido a escribir este blog, y la verdad es que no tengo ni idea, simplemente me apetecía escribir sobre el arte y poder compartir mis impresiones con el resto de gente. Igual no se me da bien escribir así que os pido perdón por adelantado. Intentaré escribir de la mejora manera posible y compartir con vosotros todo mi conocimiento sobre el tema y en concreto sobre uno que me llama en especial, los pintores clásicos. Mi preferido es Rembrandt.

Probablemente has escuchado el nombre Rembrandt antes. Probablemente sabes que Rembrandt es considerado uno de los mejores pintores de la historia. Incluso puede que hayas visto un cuadro de Rembrandt en un museo. Pero, ¿te has preguntado alguna vez qué tiene de bueno Rembrandt? A primera vista, muchas de sus obras parecen sombrías y oscuras, y sus temas, poco atractivos. Sin embargo, mira más de cerca. Notarás que mientras sus súbditos están a menudo envueltos en la oscuridad, sus rasgos suelen estar bañados en una luz brillante – como si se sumergiera en la oscuridad. Y si miras más de cerca, te darás cuenta de que el objetivo de Rembrandt no era capturar la belleza, sino penetrar en el alma de sus sujetos y retratar sus emociones más íntimas con tanta claridad e intensidad para que los espectadores nos sintiéramos atraídos hacia el mundo de la pintura. Por eso Rembrandt es considerado grande: no sólo podía representar perfectamente un objeto físico, sino que también podía representar sin esfuerzo algo tan intangible como la naturaleza humana. Y por esto es mi preferido.

Espero poder transmitiros en este blog toda mi pasión por este mundo. Gracias por leerme.