El Barroco o el ensalzamiento del sentimiento y la espiritualidad

El Barroco o el ensalzamiento del sentimiento y la espiritualidad

Existen dos teorías en cuanto a la procedencia del término Barroco que podría venir del francés “baroque”, figura de silogismo de los escolásticos o del portugués “barroco”, que se traduce por “perla irregular”.

En cualquier caso,  hace referencia a un estilo predominante que sucedió al Renacimiento y precedió al Neoclasicismo. Fue acuñado por sus críticos y en principio se utilizó en sentido peyorativo, para enfatizar la  desmesura e irracionalidad de ciertos artistas.

Sin embargo, con posterioridad se revalorizó toda vez que se constató su incomparable capacidad para la expresión de sentimientos y pasiones, así como  el profundo impacto que produce en el espectador.

¿Qué es el Barroco?

Aunque con toda probabilidad el término no  escapa a tu conocimiento, lo cierto es que cuestiones más específicas relativas a  qué significa o cuándo empieza el Barroco pueden precisar un resumido análisis.

Pues bien, se trata de un movimiento cultural y artístico desarrollado en los siglos XVII y parte del XVIII en Europa, abarcando no solo pintura, escultura y arquitectura, sino también literatura, música y el resto de artes de la época.

Su punto de partida fue Italia, en concreto Roma. Desde allí comenzó a difundirse por toda Europa, llegando incluso a Rusia. A través del Barroco español, este estilo se extendió igualmente por toda América. Aunque no fue el único estilo que ha marcado en la sociedad, también lo hizo el Renacimiento, del que puedes saber todo aquí.

El Barroco 1

¿En qué contexto histórico se desarrolló?

Este  estilo hubo de desenvolverse en un ambiente de conflictos religiosos dominado por la división del cristianismo, la evolución del manierismo y la crisis del clasicismo. Lo extravagante, lo refinado y lo elegante protagonizan una ornamentación excesiva que está acompañada de una renovada actitud espiritual y de un interés por los problemas artísticos y religiosos.

No en vano, Europa estaba afectada por la denominada “Guerra de los 30 años” (1618-1648) pero también por múltiples revoluciones y revueltas locales. Por si esto fuera poco, la peste asolaba el continente.

En tal contexto de violencia y muerte surgió esta forma de arte que transmitía con mayor intensidad el dolor pero también el amor por la vida. Por otra parte, la crisis por la que atravesaba la Iglesia Católica motivó que se buscara la conversión de sus templos en lugares que albergaran multitud de pinturas y esculturas con las que pretendían inspirar el fervor religioso.

Sin duda, el estilo Barroco era proclive a cumplir tal misión, pues respondía como ningún otro a dichas necesidades. En otras palabras, puede decirse que encontró su origen en causas sociales y su preciso impulso en causas religiosas.

El estilo que nos ocupa se suele oponer al Clásico. Así,  a este último se le atribuyen  el respeto a las proporciones, la armonía de los elementos, la representación casi exacta de la realidad y la selección de personajes calmos como reyes y dioses.

No obstante, los historiadores del arte afirman que en todas las épocas artísticas europeas se ha producido la alternancia de un etilo más parecido al Barroco y de otro más parecido al Clásico.

El Barroco 2

Características del estilo en el que  predominó lo decorativo sobre lo estructural

Para responder qué es el arte barroco, nada mejor que enumerar aquellas 7 notas que le son propias:

  1. Sentimiento y espiritualidad. El principal objetivo de este arte es el de representar las pasiones internas, entre las que sobresalen el amor o la furia. A ellas hay que unir las formas de la espiritualidad como la paz, la misericordia y la fe. Aparte, este estilo también buscaba la  muestra del temperamento individual.
  2. Proporciones artificiosas. Si bien sus autores buscaban el reflejo verosímil de la realidad, que permite encontrar realizaciones muy similares a los modelos reales tanto en arquitectura como en  pintura clásica, ocurrió que en muchos casos las proporciones de los cuerpos humanos fueron muy exageradas, hecho que no siempre se percibía a simple vista.
    Lo desmedido era usado con un doble fin: como modo de crear la tensión y el movimiento y para hacer más accesible la expresión de las pasiones.
  3. Temática religiosa, política y burguesa. En el estilo que nos ocupa existen 3 tipos de temática diferenciadas:
    • Temática religiosa, pues durante más de un siglo se fomentó por parte de la Iglesia Católica
    • Contenido político, debido a que la pintura, la arquitectura, la escultura y  la música permitían exaltar a monarcas y a personalidades políticas
    • Temática burguesa en menor medida, con reproducción de escenas cotidianas y paisajes
  4. Formas exageradas en pintura. La pintura y la escultura barrocas buscan una imitativa representación de la realidad, cercana al naturalismo. Aun así, en realidad son formas exorbitantes, por mucho que  den la sensación de ser fieles reproducciones de la realidad. Algunos de los pintores más destacados son Rembrandt, del que puedes saber todo en esta página, Rubens, conócelo en este enlace, Velázquez, del que puedes saber todo en este artículo, Vermeer, visítalo en https://pintoresclasicos.online/vermeer/, y la pintora Artemisia Gentileschi.
    Los grandes maestros del estilo perfeccionaron el claroscuro o contraste entre zonas iluminadas y oscuras. En cuanto a la técnica, es el óleo sobre lienzo. Una de los mejores ejemplos de obra pictórica barroca es “La Vocación de San Mateo” de Caravaggio. Descubre todo sobre este pintor aquí.
  5. El relieve como modo de crear contrastes entre texturas y colores en escultura. Este arte explora también la representación imitativa pero hiperbólica del rostro y del cuerpo humano. La envoltura de los cuerpos en telas permite un mayor dramatismo y la creación de los aludidos contrastes.
    Los efectos de luces y sombras se consiguen con la ayuda del relieve y cada escultura está diseñada para su colocación en un lugar específico, quedando subordinada a la arquitectura y a la luz, ya sea natural o artificial,  que recibe en ese sitio. Un formidable ejemplo de escultura barroca lo constituye la obra “Apolo y Dafne” de Bernini, del que puedes ver más información en esta web.
  6. Decoración exuberante en Su predominio se halla en las figuras curvas, tanto convexas como cóncavas. Su sentido escenográfico se observa en los diferentes juegos ópticos que construían distintas imágenes dependiendo del punto de vista del observador. Un ejemplo de la arquitectura barroca italiana es la fachada del edificio San Carlo alle Quattro Fontane (1640).
  7. Uso de la armonía tonal en música. Este concepto hace referencia a la combinación de sonidos simultáneos, con la constante presencia del bajo continuo. Ejemplos de música de este estilo son “Las Cantatas” de J. S. Bach y “Las cuatro estaciones” de Antonio Vivaldi.

Vídeo informativo sobre el Barroco:

Fuentes y referencias: